Busto de Bartolomé Mitre

La pieza es un busto en bronce realizado por el escultor Juan Antón Sepúlveda. Nació en 1879 en un pueblo cerca de la sureña ciudad de Angol, estudió en Santiago con Simón González y Ernesto Molina y luego en España con Álvarez de Sotomayor, entre otros profesores. La obra es un homenaje a Bartolomé Mitre, militar, hombre de Estado y escritor argentino, quien fue presidente de dicho país entre 1862 y 1868, y fundador del famoso diario "La Nación" de Buenos Aires.

Busto de Abraham Lincoln

La obra que aqui presentamos, emplazada en 1985 por iniciativa de la Embajada de los EE.UU en Chile, es un homenaje al decimosexto presidente de dicho pais, Abraham Lincoln. La pieza, un busto de bronce de 90 centímetros de alto instalado sobre un pedestal, es replica autorizada del original, realizado por el escultor norteamericano Henry K. Bush-Brown (1857 1931), y que se encuentra en el Monumento en Conmemoración del Discurso de Gettysburg, en el Parque Nacional de esa ciudad. La copia fue donada a Chile por el Museo Abraham Lincoln, de la Abraham Lincoln Memorial University, Harrogate, Tennessee. | Lastarria Hotels

Estatua: Dr. Luis Calvo Mackenna

Esta obra, un homenaje al importante pediatra chileno Luis Calvo Mackenna (1872-1937) fue realizada en 1941 por el escultor Lorenzo Dominguez, artista que formó fue parte de la vanguardia que liberó a la escultura de los cánones clásicos.

Aunque sus trabajos conservan el tradicional interés por la representación de la figura humana, está es elaborada de modo estilizado y enriquecida por múltiples texturas. Domínguez fue, además, uno de los primeros escultores en apreciar las formas de los moais y revalorar las esculturas prehispánicas.

La estatua, realizada en piedra azul, nos muestra a una mujer junto a un niño desnudo. El artista pulió prolijamente las zonas del cuerpo, y en cambio, dejó ásperas y texturadas las partes de la vestimenta.

Monumento a la Aviación Chilena

La pieza muestra la anatomía de un avión y la velocidad de la era moderna,

En medio de la Plaza se encuentra el gran Monumento a La Aviación, inaugurado en 1980.

Esta monumental obra, característica de Santiago e inaugurada en 1980, fue realizada en acero por los arquitectos chilenos René Orellana y Beatriz Silva, siguiendo los preceptos minimalistas que desarrolló el escultor Carlos Ortúzar, por ejemplo, en su en su obra pública Homenaje a René Schneider.

La Fuente del Bicentenario embellece la plaza con sus más de cien surtidores de agua, cada uno con su respectivo juego de luz, para componer el gran espectáculo de luces que se realiza todos los días del año.

Obelisco dedicado a los escritores de la independencia

Los homenajeados son José Miguel Infante (1778-1844), Manuel Gandarillas (1790-1842), Manuel de Salas (1743-1851) y Camilo Henríquez (1766-1826).

El obelisco propiamente tal fue confeccionado en Italia con mármol blanco, y traído a Chile para su montaje. Enclavado en su pedestal, medía cerca de seis metros y medio de altura, originalmente.

Los pedestales de cada medallón fueron esculpidos por el artista Andrés Staimbuck, oriundo de Dalmacia, quien ya trabajaba por entonces bajo la supervisión de Vicuña Mackenna en las faenas que convirtieron al Cerro Santa Lucía en un paseo. La hermosa Ermita gótica del cerro que ahora está severamente dañada con el terremoto, es de su autoría.

Para poder bosquejar el aspecto que tenía el monumento recién inaugurado, nos volvemos a remitir a la información publicada por el Consejo de Monumentos Nacionales, según la cual el conjunto se situaba en una plazoleta de la Alameda que la gente llamaba Plaza de los Cuatro Monos, porque en ella se encontraban también cuatro estatuas dedicadas a los precursores de la imprenta occidental: Juan Gutenberg, Pedro Schöffer, Juan Fust y Lorenzo Coster.

Desde el 13 de febrero de 1934, el monumento se encuentra en el Parque Forestal, a la altura del 100-200 de la calle Merced, muy cerca de la Fuente Alemana.

Monumento al Presidente Balmaceda

El artista Samuel Román, que recibió el Premio Nacional de Arte en 1964, realizó en greda, bronce, terracota, yeso y piedra, más de dos mil obras donde desarrolló un estilo depurado, de superficies lisas y volúmenes ondulantes, que podemos apreciar tanto en sus esculturas personales como en los monumentos por encargo, como el que aquí presentamos.

Román sostuvo una lucha permanente por liberarse de los moldes académicos que reducen la obra a mero continente de significados; sin embargo, y sobre todo en obras encargadas, como el monumento al Presidente Balmaceda, de algún modo debió retomar los aspectos académicos para realizar la debida alegoría.

Destaca además su ubicación, puesto que esta obra se encuentra espacialmente en relación a un obelisco de 24 m, estructura urbanística que marca centros y ejes en la planificación de la ciudad.

 

http://www.portaldearte.cl/

https://es.wikipedia.org/

http://turismo.providencia.cl

https://urbatorium.blogspot.com/