Fuente Alemana: Esta escultura fue donada en agradecimiento al pueblo de Chile el año 1910 por la colonia alemana residente, con motivo de las celebraciones del primer centenario de la Independencia; la obra, diseñada en bronce y piedra por el escultor Gustavo Eberlein, de reconocida fama en la Europa de principios del siglo XX, incorpora un llamativo circuito de agua.

Esta monumental alegoría, representa a un joven que extiende su mano dominando los mares del mundo, simbolizando el pujante desarrollo del continente y del país.

El minero a su izquierda, del tipo mestizo mapuche-español y la joven a su derecha, de bellos rasgos criollos, simbolizan respectivamente el esfuerzo y la fortuna.

La diosa Victoria en la proa, es metáfora del Chile triunfal y libre, mientras como timonel, el dios Mercurio libera el barco de un peñón rocoso, que representa la Cordillera de los Andes.

 

Narciso. Monumento a Rubén Darío: Del escultor chileno Raúl Vargas e inaugurada en 1945. Este homenaje al poeta nicaragüense Rubén Darío, está compuesto por una figura masculina en bronce colocada al centro de una pila circular.

El muchacho, que se contempla a sí mismo reflejado en el agua, sostiene una flauta de Pan. A su espalda, hay un muro vertical de piedra, con la imagen en relieve de una lira y un cuarteto de Rubén Darío:

"Por eso, ser sincero es ser potente. De desnuda que está brilla la estrella. El agua dice el alma de la fuente. En la voz de cristal que fluye de ella".

 

Estatua a la Gloria: Obra del escultor Guillermo Córdova; año 1910, en bronce. Se ubica frente al Museo Nacional de Bellas Artes.

Con motivo de las celebraciones del Primer Centenario de la Independencia, las colonias europeas asentadas en Chile realizaron diversos homenajes al país que las acogía. En ese contexto, la colonia francesa llamo a concurso para la realización de un monumento, certamen que gano el escultor Guillermo Cordoba.

La obra, un obelisco en piedra verde sobre el cual se apoya una figura femenina realizada en bronce, es alegoría de la Libertad, motivo temático que enlaza la historia de Chile con los propósitos humanistas de la Revolución Francesa.

 

Homenaje a José Enrique Rodó: Esculpida por Tótila Albert. Precisamente en esa línea se inserta ésta obra, realizada en bronce en 1944.

Dos figuras masculinas, que representan a Ariel y Calibán, forman una columna, donde un primer hombre sostiene trabajosamente, cual Atlas, una fuente sobre la cual otro hombre se erige hacia los cielos.

 

Monumento a la Marina: Estatua ubicada en Plaza Capitán Prat, al final del eje parque forestal. La obra fue inaugurada el año 1962 y está compuesta por un faro de 21 m, realizado por el arquitecto García del Postigo.

En el costado Norte se ubica un sobre relieve de Lord Cochrane; en el costado Sur, uno de Blanco Encalada. Hacia el poniente, grupo conformado por Arturo Prat con el Sargento Aldea a su derecha, el marinero Ugarte y el corneta Cabrales moribundo a su izquierda. Atrás, alegoría de la República con la bandera chilena.

Este grupo en bronce es obra del escultor chileno José Carocca. Bajo el documento, está grabada la carta que envió el General peruano Grau a la viuda de Prat después del Combate de Iquique. Al Oeste está grabada la arenga de Prat a su tripulación antes de comenzar la batalla mencionada.

 

Fuentes: www.imaginasantiago.com, www.portaldearte.cl/portal, www.es.wikipedia.org

 

16.05.2018